Cera Azul #11

Me gusta la gasolina, dame más gasolina…

No, no me agarró la locura, ya la traía de antes.

A falta de tener una emulsión eficaz pues las recientes salieron demasiado espesas y ante la necesidad de lubricar la cadena, le doy una segunda oportunidad a una disolución.

El aguarrás como disolvente funcionó, es lo que llevo hasta ahora en la cadena y lo he forzado hasta los 156 km, sin llegar a chirriar. Le hubiera agregado cera antes, ya a los 100 km empezaba a sonar la cadena.

Como tarda demasiado en secar y el olor que desprende durante horas es muy molesto incluso al aire libre, esta vez uso gasolina, me parece inicialmente más ventajosa que el amoníaco, que es otra alternativa que dejo aparcada.

Trabajar con gasolina no es fácil, sus vapores son altamente inflamables y disuelve muchos plásticos, hay que extremar precauciones.

Dicho esto, manos a la obra, esta vez va a ser sencillo.

Lista de ingredientes

  • 15 ml de gasolina
  • 3 g de cera
15 ml de gasolina
15 ml de gasolina

Al tomar la gasolina con la jeringuilla,no tarda mucho en atacar la goma del émbolo, lo que se siente cuando la vierto en el recipiente con cera, se nota endurecido.

Mezclando la cera con gasolina
Mezclando la cera con gasolina

Unamez preparado, hay que cerrar el envase para no inundar todo de vapores de gasolina mientras la cera se va disolviendo.

La cera sumergida en gasolina
La cera sumergida en gasolina

Durante la primera hora, la cera se disuelve rápido, luego, a medida que se va saturando la disolución, empieza a ser mucho más lenta.

Avance de la disolución en la primera hora
Avance de la disolución en la primera hora

En unas doce horas, ayudándole con alguna agitación adicional si nos urge, terminará por desaparecer la cera sólida, resultando un líquido transparente, un poco turbio tan solo al comienso si está recién agitado.

A la mañana siguiente, está prácticamente disuelta
A la mañana siguiente, está prácticamente disuelta

Sabiendo que disuelve la goma del émbolo de la jeringuilla, para aplicarla la tomo dejando una cámara de aire entre el líquido y el émbolo.

Tomo la disolución dejando aire entre el liquido y el émbolo
Tomo la disolución dejando aire entre el liquido y el émbolo

Aplico una gota sobre cada eslabón. Es muy líquida, resulta indiferente por qué lado la apliquemos, lo mojará todo. Si dudamos de si le pusimos o no a un eslabón y repetimos, el exceso caerá al suelo.

El total de líquido que consumo para una aplicación es de cerca de 5 ml, mientras de emulsiones venían siendo entre 2 y 3 ml.

Aplicando el líquido sobre cada eslabón
Aplicando el líquido sobre cada eslabón

Tanto en una cadena limpiada solo con la maquinita en seco como en una limpiada con la maquinita con lavavajillas y trapo para secar, recién aplicada la disolución, mancha en color negro como si fuese aceite sucio. Mi hipótesis es que está sacando suciedad del interor de la cadena, cuando me llegue una cadena nueva que está en camino, con bici incluida y la desengrase, podré apoyar esa teoría o desmentirla.

En media hora no ha terminado de secarse y sigue manchando los dedos. En una cadena opto por pasar un papel para limpiarla, otra la dejo tal cual, consciente de que en ese estado no va a depositarse toda la cera que debería, la aplicación requiere de una antelación mayor, de unas horas, para un resultado óptimo

Al inicio de la ruta, hay una leve sensación del tacto gomoso en las primeras pedaladas. Es poco porque hay poca cera que haya podido secarse, pero me gusta, es un buen indicio. El rodar se hace silencioso y el cambio no lo es tanto como otras veces.

A la vuelta de la ruta, al tacto con los dedos la cadena está seca y bien encerada, no ensucia.

Almaceno la cera en un frasco y sorpresa, al poco aparece solidificado. Un poco de agitación, lo devuelve a su estado líquido.

Cuando se le antoja, la disolución se convierte en un gel
Cuando se le antoja, la disolución se convierte en un gel

Es estado aparentemente sólido, es un gel blando al tacto. En una semana, un mínimo de 7 veces ha hecho el cambio de líquido a gel y regresado. No lo hace a horas concretas, no puedo acusar directamente a los cambios de temperatura.

Hay cambios entre el estado líquido y el gel repetidamente
Hay cambios entre el estado líquido y el gel repetidamente

Unas gotas de agua que quedaron el el fondo del frasco, fruto de haberlo limpiado y no dejarlo secar por completo, se veían por la diferencia de difracción de los líquidos. Añado una gota de azul de metileno, y queda claro que no es soluble en gasolina pero sí en agua, colorea solo el agua, resultando en un divertido efecto el poder verse mover el agua por el fondo o el ver cómo precipita el agua enseguida tras agitar el frasco vigorosamente para tratrarlo de mezclar todo.

Tengo pendiente aplicar una segunda capa por cómo hice la primera. Paralelamente, esta cadena pronto va a quedar aparcada como segunda bici, no voy a saber fácil su duración.

Muestras de cera aplicable acumuladas
Muestras de cera aplicable acumuladas

Al igual que la 8, no se deja aplicar mucha cantidad sobre el vidrio y en consecuencia, el resultado es fino. Sí muestra una buena adherencia, no hay problemas con ello, calculo que funcionará como la anterior.

Para la próxima aplicación, tengo pedida ya una jeringuilla de vidrio y sé que conviene aplicarla la noche anterior. Faltan detalles por concretar todavía, pero este modo de aplicar la cera es simple y funciona.

Emulsionador v2 ventilado

Los emulsionadores para capuccino están pensados para batir leche -que es una emulsión- y levantar un poco de espuma con la que completar un rico capuccino.

Poderlos a trabajar duro, con emulsiones más espesas y durante un tiempo prolongado, hace que el motor genere más calor y a falta de una refrigeración suficiente por estar encerrado totalmente en una carcasa plástica, aumente la temperatura excesivamente.

El primer síntoma del exceso de temperatura, es que se empieza a fundir el plástico del cilindro que une el eje del motor con la varilla exterior, desprendiéndose. Si nos detenemos en ese punto, aun puede salvarse.

El nuevo emulsionador abierto
El nuevo emulsionador abierto

El funcionamiento es simple. la tapa del compartimento de las baterías las conecta en serie. El negativo va directo al borne del motor, y el otro borne va cortado, siendo el interruptor el que lleva el positivo a la carcasa del motor.

La importancia de la polaridad es únicamente por asegurar el contacto en el borne del motor, pues no lleva facilidad adicional ninguna, simplificado y abaratado al máximo.

Broca del 4, a velocidad moderada y manos a la obra.

Exterior de la carcasa perforada
Exterior de la carcasa perforada

Las zonas a perforar con las del compartimento del motor. El aire ha de poder entrar y salir. Si tenemos en cuenta que con la mano fácilmente podemos tapar algunos agujeros, hay que ser generosos con la cantidad, evitando a la vez debilitarlo demasiado. Si se parte, refrigerará muy bien, pero no sirve.

Interior de la carcasa perforada
Interior de la carcasa perforada

Una vez perforado, quitamos los restos de plástico para que no cayesen luego en las emulsiones, lo montamos y verificamos el funcionamiento. Ya tenemos un emulsionador más adaptado al trabajo al que lo sometemos.

Emulsionador perforado y montado
Emulsionador perforado y montado
El otro lado del emulsionador ya listo
El otro lado del emulsionador ya listo

Cera Azul #10

Tras la avería del emulsionador, ya conseguí uno nuevo puedo volver a la carga.

Un nuevo emulsionador para la cera tras quemarse el motor del anterior
Un nuevo emulsionador para la cera tras quemarse el motor del anterior

 

Lista de ingredientes:

La reducción de bórax de 1 g a 0,1 g ayudó a evitar la espuma la vez anterior, de modo que esa parece ir en buen camino y la repito.

  • 10 g de cera
  • 1 g de estearina
  • 1 g de lecitina de soja
  • 100 mg de bórax
  • 6 gotas de azul de metileno al 2%
  • Agua destilada para ir agregando
Todo listo para empezar de nuevo
Todo listo para empezar de nuevo

Mientras voy pesando todos los ingredientes, pongo a calentar el agua para hacer el baño maría.

Pongo a calentar el agua mientras preparo los ingredientes
Pongo a calentar el agua mientras preparo los ingredientes

La última vez, me costó disolver y filtrar la lecitina, tuve que hacerlo en agua y luego irla agregando conjuntamente. Esta vez utilizaré un filtro esférico de rejilla para infusiones con el que tratar de disolverla y filtrarla en la fase oleosa y no en la acuosa.

La lecitina en un filtro para infusiones
La lecitina en un filtro para infusiones

Utilizando recpientes de acero, no veo el fondo, pero se transmite mejor la temperatura. Unas flaneras de diferentes tamaños resuelven la necesidad.

En pleno verano y con ola de calor, conviene ir rápido para no cocinarse al vapor.

Caliento el agua por un lado y la cera con todos los emulgentes por el otro
Caliento el agua por un lado y la cera con todos los emulgentes por el otro

La lecitina pretendo que se dissuelva en al cera caliente mientras mantengo el agua caliente, sin nada aparte.

La lecitina se resiste a fundirse en la cera
La lecitina se resiste a fundirse en la cera

No parece funcionar el sistea de filtrar y mezclar la lecitina, hay muy poca cera y apenas se sumerge, además. Le voy agregando el azul de metileno mientras.

Agrego ya el azul de metileno, ayuda a ver cómo evolucona todo
Agrego ya el azul de metileno, ayuda a ver cómo evolucona todo

Retiro la esfera para poder usar el emulsionador. Al haber tan poca cantidad de cera, lo hago trabajar en la superfície y salta disparada por todas partes.

No conviene tratar de limpiar los recipientes manchados de cera en el lavavajillas, podemos atascarlo.

Empieza la fiesta,al haber tan poca cera, salta disparada por todas partes
Empieza la fiesta,al haber tan poca cera, salta disparada por todas partes

En cuanto empiezo a agregar agua, empieza a emulsionar y espesar la mezcla.

Al añadirle agua, enseguida empieza a espesar
Al añadirle agua, enseguida empieza a espesar

Está poniéndose muy espesa, como la vez anterior. Teniendo en cuenta que si hay lecitina es en poca cantidad, más parece que esté relacionado con la secuencia del proceso.

Nuevamente la cera se vuelve muy espesa
Nuevamente la cera se vuelve muy espesa

Al ser espeso el producto, poco tarda el emulsionador en calentarse y en consecuencia, desprenderse la varilla del motor, que van unidos por un cilindro de plástico que con el calor se reblandece.

Otra vez se desprende la varilla del emulsionador
Otra vez se desprende la varilla del emulsionador

Habiendo quemado el emulsionador anterior, uno las piezas de nuevo y lo uso con cuidado de no hacerlo trabajar duro para que resista.

Lo intento tratando de no forzar el mecanismo para que no trabaje en exceso
Lo intento tratando de no forzar el mecanismo para que no trabaje en exceso

Agrego el agua rápido, incluso sin calentarla ya y ahí ya se niega a absorberla, sí logro en cambio que entre aire enla emulsión al estar obligado a usar el emulsionador buscando que trabaje suave, cerca de la superficie muy frecuentemente.

Al trabajar cerca de la superficie, se agrega mucho aire a la emulsión
Al trabajar cerca de la superficie, se agrega mucho aire a la emulsión

El resultante lo cabio de recipiente y lo tapo. De no hacerlo, la parte superficial perdería humedad y se endurecería.

La emulsión resultante, cerrada para que no pierda la humedad
La emulsión resultante, cerrada para que no pierda la humedad

El filtro para infusiones se ha atascado con la cera al enfriarse, cuesta abrirlo. La mayor parte de la lecitina quedó ahí. En el estado en que está, no puedo separarla para pesarla y saber cuánta absorbió.

Además de atascarse, la esfera de infusiones no ha servido para disolver y filtrar la lecitina la tiene toda o casi toda dentro
Además de atascarse, la esfera de infusiones no ha servido para disolver y filtrar la lecitina la tiene toda o casi toda dentro

Una vez enfriada la emulsión, el resultado es una mousse muy vistosa, incluso apetecible si fuese comestible y con agua libre. Recuerda más a la cera anterior que al objetivo perseguido.

El resultado, una mousse de cera más digna de una merienda que de la cadena de la MTB
El resultado, una mousse de cera más digna de una merienda que de la cadena de la MTB

Siguen en pie mis sospechas de que estoy emulsionando agua en cera en lugar de cera en agua. Que los emulsionadores me dejen tirado a medio camino está dificultando confirmar qué sucede al ir más allá.

Cera Azul #9

Tras la experiencia de la cera #8, la disolución en trementina (aguarrás) vuelvo al estándar, las emulsiones. El agua no huele, no es pegajosa y se evapora rápido.

De la cera #7 saqué varias ideas que hay que aplicar. Habitualmente todo son hipótesis y teorías, pocas conclusiones firmes, las que me van orientando lentamente hacia el camino adecuado.

Para esta versión pretendo los siguientes cambios:

  • Aumentar la cantidad total de emulgente.
  • Reducir la cantidad de sales de boro.
  • Reincorporar la lecitina como emulgente, filtrada.
  • Formar primero las uniones en la fase oleosa.

La lista de ingredientes inicial es la siguiente:

  • 40 ml de agua.
  • 10 g de cera.
  • 1 g de estearina.
  • 0,1 g de bórax.
  • 1 g de lecitina.
  • 5 gotas de azul de metileno.

Mientras pongo al agua a calentar para el baño maría, junto en el recipiente que será el final la cera, la estearina y el bórax y lo dejo apartado en frío.

La fase oleosa con cera, estearina y bórax
La fase oleosa con cera, estearina y bórax

Por otra parte, voy calentando el agua que pretendo agregar lentamente después.

En otro recipiente trato de fundir la lecitina, sin conseguirlo. Al menos al baño maría no se deja fundir y no quiero tostarla tampoco.

Precalentando el agua y la lecitina
Precalentando el agua y la lecitina

Al no fundirse la lecitina, le agrego agua y la voy removiendo, ahí si se nota que algo se deshace, muy lentamente.

Disolviendo la lecitina en agua
Disolviendo la lecitina en agua

Hasta quedar prácticamente disuelta la lecitina, pasa un rato largo en que me ayudo con una cucharita para remover y acelerar el proceso. Sorprende que el fluido es elástico, lo remuevo para un lado y cuando me detengo, sigue girando con su inercia, se va frenando hasta detenerse y luego empieza a girar del revés, desenroscándose. El mismo efecto sucede si lo giro al revés, no es el efecto Coriolis.

La lecitina prácticamente disuelta en agua
La lecitina prácticamente disuelta en agua

Para quitar las partículas sin disolver, utilizo un filtro de café que adquirí expresamente para ello.

Filtro de café para la lecitina disuelta
Filtro de café para la lecitina disuelta

La idea podía ser más o menos buena, pero el resultado no, el líquido no traspasa el filtro, la lecitina atasca sus poros.

cera_9_filtro_atascado.800x600
Le lecitina atascada en el filtro de café
Como hay restos gruesos visibles, uso la solución de emergencia, el colador de malla metálica. Siendo la lecitina comestible, no hay riesgo de contaminaciones extrañas del utensilio.
Colando la lecitina
Colando la lecitina

El resultante parece una cola, muy denso y de un aspecto que aparenta pegajoso.

Lecitina filtrada (colada)
Lecitina filtrada (colada)

Pongo ya a calentar las dos fases, la acuosa lleva la lecitina y la oleosa el ácido esteárico y el bórax.

Calentando las dos fases al baño maría
Calentando las dos fases al baño maría

La cera y la estearina se van fundiendo lentamente y entretanto, agrego ya el azul de metileno al recipiente de agua con lecitina, pues en agua es donde es soluble el azul.

Unas gotas de azul de metileno en la fase acuosa, es soluble en agua
Unas gotas de azul de metileno en la fase acuosa, es soluble en agua

Una batida para asegurar que todo se mezcla bien en la fase oleosa, dejar el bórax bien mezclado y de paso, vigilar que no empezase alguna reacción imprevista antes de agregar el agua, que a veces hay sorpresas.

Mezlando la fase oleosa para empezar
Mezlando la fase oleosa para empezar

Como la lecitina disuelta en agua está muy espesa y habrá perdido abundante agua por evaporación en el proceso, le agrego más agua ya desde el principio.

Agua adicinal, voy de 20 en 20 ml
Agua adicinal, voy de 20 en 20 ml

Una vez todo caliente y hogéneo, tomo el agua con lecitina (azul) para irla agregando a recipiente de cera lentamente.

20 ml de la fase acuosa con la lecitina, caliente, para iniciar la emulsión
20 ml de la fase acuosa con la lecitina, caliente, para iniciar la emulsión

Mientras voy batiendo, goteo la fase acuosa en al cera para iniciar la emulsión. La elasticidad del fluido que resultó con la lecitina, causa largas gotas.

La longitud de la gota delata la viscosidad de la lecitina disuelta en agua
La longitud de la gota delata la viscosidad de la lecitina disuelta en agua

A edida que voy batiendo y agregando agua lentaente, goteando, la emulsión se va formando con el aspecto habitual, de líquido lechoso.

Empieza la emulsión y enseguida toma el aspecto lechoso correspondiente
Empieza la emulsión y enseguida toma el aspecto lechoso correspondiente

La emulsión va espesando al batir, igual que sucede con una mahonesa o un allioli.

Lo espeso de la emulsión parece un allioli... azul
Lo espeso de la emulsión parece un allioli… azul

Claramente necesita más agua, así que voy con otros 20 ml, goteando mientras bato.

Agrego agua sola ya para avanzar en la emulsión
Agrego agua sola ya para avanzar en la emulsión

Lo espeso que sale no había sucedido con emulsiones anteriores, algo ha cambiado esta vez.

La emulsión de cera sorprendentemente espesa
La emulsión de cera sorprendentemente espesa

Al emulsionador le cuesta trabajo batir esa emulsión tan viscosa.

La batidora trabajando duro
La batidora trabajando duro

Continúo aportando agua, ahora un poco más rápido ya porque el emulsionador muestra síntomas de fatiga y esta vez no son las pilas agotadas.

Más madera, digo, ¡más agua!
Más madera, digo, ¡más agua!

Al mezclarse con agua en mayor cantidad, forma unos grumos que no terminan de gustarme, hay que batir bien para homogeneizarlo.

Agregando agua con prisas, se forman grumos
Agregando agua con prisas, se forman grumos

Las dificultades del emulsionador, me hacen trabajar cerca de la superfície para no atascarse. Al batir aire en la mezcla, aparece la espuma que hasta ahora apenas había hecho acto de presencia, reducir la cantidad de bórax parece que ha dado resultado.

Acelerando el proceso ante los fallos del emulsionador
Acelerando el proceso ante los fallos del emulsionador

Se suelta la varilla del emulsionador y aunque la reinserto varias veces, en cuanto ha de hacer fuerza se suelta. El motor se está sobrecalentando y termina por dejar de girar.

Emulsionador averiado
Emulsionador averiado

Al sobrecalentarse el motor, ha empezado a reblandecer el cilindro de plásico que lo une con la varilla y ahí ha hecho que se soltase. Insistir solo parece haber servido para quemar el motor, el olor a barniz quemado lo delata.

Emulsionador con el motor sobrecalentado
Emulsionador con el motor sobrecalentado

A mano continuo batiendo, sin lograr que absorba el agua adicional que había agregado.

Trato de terminar batiendo manualmente para absorber el agua restante
Trato de terminar batiendo manualmente para absorber el agua restante

Quedan dos fases visibles, una de aspecto sólido blando y otra íquida, básicamente agua.

El sorprendente resultado final una vez a temperatura ambiente
El sorprendente resultado final una vez a temperatura ambiente

En la parte de aspecto sólido, calculo que hay alrededor de un 20% de cera, es principalmente agua. Esto es una novedad, lástima que el emulsionador me dejó en la estacada.

La emulsión de cera lograda, un poco demasiado espesa ;)
La emulsión de cera lograda, un poco demasiado espesa 😉

Guardo una porción de la cera emulsionada y también del resíduo acuoso por si acaso. Muestra sobre el vidrio para comparar con el squirt, no puedo dejar.

Almacenando el resultado, también la parte más acuosa por si acaso
Almacenando el resultado, también la parte más acuosa por si acaso

Y con el emulsionador averiado termina el experimento del día, habrá que hacer durar la cera #8 que llevo en al cadena.

Cera Azul #8

Como hace demasiado calor para ponerse a derretir cera al baño maría para emulsionar y la cadena ya chirría, necesito cera urgentemente para salir, voy a experimentar el plan B, la disolución.

Por previsiblemente malos que sean los resultados, puede resolver el apuro y algo aportará. Además, si funcionase, es el método más simple.

No quiero usar el amoníaco ahora, con tanto calor iba a tener que estar mucho tiempo bajo la campana extractora por seguridad. Empleando amoníaco, si uso el de limpieza que tengo está tan viejo que desconozco qué concentración contendrá y el de farmacia, que es mucho más concentrado, a esta temperatura puede ser intratable la cantidad de gas que despida, así que he optado por la trementina (aguarrás) como disolvente, es uno de los que me tengo a mano y presuntamente disuelve la cera.

Ingredientes:

  • 1 g. de cera.
  • 10 ml. de trementina.

Fácil, ¿eh?  

Del jeringazo de trementina, solo uso la mitad. No sé si es su color habitual o es por tener muchos años la botella, que es opaca.

Lo cierro todo en un frasco de vidrio con tapa (ojo con disolventes en frascos de plástico, pueden disolverlos en un rato) y lo dejo actuar, agitándolo cada cuando me acuerdo para facilitar el proceso.

El proceso es lento, tras los primeros minutos ya dudaba de si realmente era soluble, estaba a punto de desistir cuando he empezado a reconocer que los pedazos de cera estaban ya más reducidos.

A temperatura ambiente (30 ºC)  en unas dos o tres horas, la cera prácticamente se ha disuelto.

Por la mañana, primera víctima del experimento: la tapa del vaso que siempre uso para mantener cerrada la cera reciente, se ha deformado con el aguarrás y ya no es estanco.

Aplico el producto, el aspecto, el tacto y las sensaciones al aplicarlo son de aceite. Al cabo de una hora ventilado y a más de 25 ºC no se ha evaporado, incluso estando expuesta la bici al Sol.

Tras entrar la bici en casa y mantenerla una hora más, no se ha secado el disolvente, pero sí obtuve de regalo olor a aguarrás por toda la casa.

Pedaleando, todo bien, sin chirridos. Quien me sigue no opina igual, el olor a aguarrás que voy desprendiendo es fuerte. En alguna pendiente al ir muy lento o con viento de espaldas -ese que cuentan las leyendas y casi nunca aparece- llego a sentirlo y es muy molesto.

Terminada la ruta, la cadena continua humedecida y ya ensucia negro como el aceite. Quizás con más tiempo de secado desaparecería el disolvente, no puedo  descartarlo totalmente, tengo una muestra apartada.

Toca limpiar la cadena y la próxima, o emulsiono o disuelvo con gasolina o con amoníaco que son mucho más volátiles. Cualquiera de los dos últimos libres por casa harán que el olor a aguarrás sea anecdótico. Debería probar con otros disolventes como benceno o éter también, pero ni tengo, ni le tengo fe a una cera preparada como disolución más que para casos de apuro en que haya que hacerla rápido, como me ha sucedido ahora.

Me temo que habrá que asumir el calor y regresar a la cocina a emulsionar, además de limpiar a fondo la cadena. Por el momento no voy a cambiar mucho la fórmula respecto a la cera #7, sí un poco el procedimiento porque los restos que tiré ayer todavía tenían cera emulsionada capaz de impregnar el acero pese a llevar hecha un mes y conservarse mal.

Baño de cera contra la corrosión

Cuando lubricamos la cadena con aceite, este poco a poco la va impregnando toda y deja una película que separa el aire del metal y la protege contra la corrosión.

Al lubricar la cadena con cera, por ser sólida, esta no se propaga por todo el metal, solamente se desplaza en las zonas donde recibe presión y las pletinas quedan al descubierto, provocando que, en casos de exposición prolongada a la luvia, aparezca óxido, como puede verse en la imagen.

Huellas de óxido en la cadena.
Huellas de óxido en la cadena.

Una de las soluciones posibles es darle a toda la cadena un baño de cera para recubrirla.

Teniendo emulsión de cera sobrante de la vez anterior y pese a haber floculización -partículas de cera mal emulsionada que se han unido entre sí aumentando de tamaño- la voy a utilizar y mato dos pájaros de un tiro, lubrico la cadena -que ya toca- y experimento con bañarla.

Para empezar, la limpio a conciencia con agua, detergente, cepillo y la pongo a secar.

Secando la cadena tras la limpieza.
Secando la cadena tras la limpieza.

Para el baño necesitamos más emulsión que en una aplicación normal. Mientras habitualmente aplico de 2 a 3 ml de cera, esta vez consumo aproximadamente 15 ml.

Para el baño preparo un parque acuático de cadenas con unos 30 ml de cera. Como está recién lavada, el sobrante lo recuperaré al final.

Todo listo para darle un chapuzón a la cadena sin ensuciar el entorno.
Todo listo para darle un chapuzón a la cadena sin ensuciar el entorno.

Poco a poco voy bañando la cadena y ayudándome de un pincel para hacer que todo el metal reciba su ración.

Visto en detalle, se aprecian algunas partículas de cera grandes en la cadena.
Visto en detalle, se aprecian algunas partículas de cera grandes en la cadena.

Al ir bañando la cadena lubricamos tanto el interior como el exterior. Las partículas grandes que resultaron de dejarla en reposo, no parece que sean un problema que cause molestia ni reste propiedades.

Poco a poco, toda la cadena va quedando bien recubierta en su cerapark.
Poco a poco, toda la cadena va quedando bien recubierta en su cerapark.

El procedimiento no tene mucho misterio, ir echando cera por encima de la cadena con el pincel a medida que vamos introduciendo la cadena en el recipiente.

El cerapark con el aforo completo.
El cerapark con el aforo completo.

Por estar envejecida la emulsión, sé que aumenta su tensión superficial y no se reparte tan homogéneamente por la cadena. La próxima vez, mejor uso una cera más reciente o más estable.

Una vez bañada, toca dejarla secar sin prisas, hay abundante agua que evaporar.
Una vez bañada, toca dejarla secar sin prisas, hay abundante agua que evaporar.

Retiro la cadena del baño y la dejo secando ya, quedará lista para usar. Observo de todos modos que convendría darle una segunda capa para homogeneizarla, es a mayor escala lo mismo que sucede con la primera aplicación «común» de cera, que hay que dejarla secar y darle una segunda capa. No lo haré, aun consciente de que debería si buscase un rendimiento óptimo y no solo experimentar.

La cantidad de cera depositada no será homogénea.
La cantidad de cera depositada no será homogénea.

Una vez seca, la instalo en la bici, lista para usar y la gitro un poco para suavizar y observar. Muestra las cascarillas que delatan que hay puntos con exceso de cera, es algo previsible donde el metal roza y la expulsa, acumulándola fuera. Es el mismo efecto que se espera que haga con la suciedad que entre a las zonas de rodamiento en el uso normal.

Pese a su aspecto polvoriento, al tacto se aprecia que todo es cera.
Pese a su aspecto polvoriento, al tacto se aprecia que todo es cera.

El uso de la cadena así preparada es normal, parte del exceso de cera se va solo y el resto, se va cuando pasamos un paño para limpiar el polvo que toma, que no es mucho y se confunde un poco con la propia cera.

Actualización tras el uso prolongado:

A los 155~160 km aproximadamente, han empezado a aparecer chirridos por falta de lubricante en las pendientes. Es una duración menor de la esperada, que puedo achacarla a haber limpiado la cadena demasiado y luego haberle aplicado una única capa y no dos como probablemente debiera. La segunda podría ser baño o simplemente gota a gota.

Inestabilidad de la cera azul #7

Para ir teniendo referencias con las que comparar, he ido tomando fotografías de la jeringuilla con la cera #7, lo que también guarda la hora de cada estado.

cera_7_muestra_0.200x267cera_7_muestra_1.200x267cera_7_muestra_1_5.200x267cera_7_muestra_2.200x267cera_7_muestra_3.200x267cera_7_muestra_5.200x267cera_7_muestra_6.200x267cera_7_muestra_7.200x267cera_7_muestra_8.200x267cera_7_muestra_9.200x267cera_7_muestra_10.200x267cera_7_muestra_10_4.200x267

En cinco días, se ha dividido ya en dos fases de igual volumen

Si la emulsión no estuviese tintada de azul, probablemente sería difícil de ver este efecto.

Cuando una cera no emulsionaba, abajo quedaba el agua azul transparente. En este caso no es transparente, contiene cera emulsionada. Arriba lo que aparenta quedar es la cera que no ha emulsionado suficientemente.

No hay un diagnóstico certero, me inclino a pensar que falta emulgente, pues parte del producto sí parece haber emulsionado de forma correcta.

Para no facilitar que se inutilizase la cera ni atascar la jeringuilla, desde este momento la voy cambiando de posición más o menos diariamente, así se mueve y no se compacta tanto.

Cera Azul #7

No se conoce con certeza por qué Jack Daniel puso en las etiquetas de su whiskey un número 7, dice la leyenda que fue la séptima fórmula. Lo cierto es que desde aquélla época la gente empezó a escribir a la destilería pidiendo «más del No. 7«.
Séptimo intento, tenía en mente el alentador caso del Whiskey, también a mí podría salirme buena la séptima. Inicio el despliegue, hoy con novedades.

Desplegando el material para "hacer cera" de nuevo.
Desplegando el material para «hacer cera» de nuevo.

El ácido esteárico o estearina, se emplea para dar mayor dureza a las velas, mejorando su aspecto entre otras variables y también se utiliza como emulgente si se usa conjuntamente con trihidroxietilamina.
El bórax, por su parte, se emplea habitualmente como coemulgente y para la cera de abejas -que no es el caso- directamente como emulgente.

Cortando cera de una vela.
Cortando cera de una vela.

Saco cera de mi querida vela de siempre, ya hay arte en cortarla y evitar la mecha.

Fragmentos de cera para fundir.
Fragmentos de cera para fundir.

Es habitual rallarla para dosificarla en escamas. Como funde bien al baño maría y no hay dificultad en porcionarla, por ahora ya me va bien tal cual se rompe al cortar.

10 gramos de cera.
10 gramos de cera.

Parto de 10 gramos de cera como en anteriores ocasiones. Con menor cantidad, se complica el batirla, con más, sería desperdiciar material.

Aproximadamente, 40 ml de agua.
Aproximadamente, 40 ml de agua.

De agua, vengo usando 40 ml, contando con que la mayor parte la pierdo por evaporación en el proceso.

1 gramo de ácido esteárico.
1 gramo de ácido esteárico.

De estearina pongo un 10% que de cera mientras se va calentando el agua para el baño maría.

Calentando las fases oleosa y acuosa.
Calentando las fases oleosa y acuosa.

Sobre la cera fundida, deposito la estearina, que se funde sin dificultad. Ambas quedan transparentes en estado líquido.

Agitando la estearina en cera, ambas fundidas.
Agitando la estearina en cera, ambas fundidas.

La diferente difracción de la estearina y la cera, deja ver un aspecto curioso que delata que no se están mezclando apenas con la cucharita, de modo que le aplico la batidora.

Batiendo cera y estearina fundidas.
Batiendo cera y estearina fundidas.

La batidora cumple con su cometido, mezcla bien y agrega un poco de aire sin llegar a formar una espuma que moleste.

La fase oleosa mezclada.
La fase oleosa mezclada.

El color me gusta, me dispongo a agregar el agua lentamente mientras sigo batiendo. Hay que tener en cuenta que está todo caliente, no se manipula con facilidad ahí encima.

Batiendo con el agua añadida lentamente.
Batiendo con el agua añadida lentamente.

El color turbio azulado me planta una sonrisa, es el que correspondería a una microemulsión, es un buen síntoma.

Una muestra de cera con estearina ya solidificada.
Una muestra de cera con estearina ya solidificada.

Una muestra que saqué antes de agregar el agua ya se ha enfriado y tiene un aspecto fantástico, se ve la superficie lisa y al tacto es suave.

La cera con estearina no emulsiona de por sí en agua.
La cera con estearina no emulsiona de por sí en agua.

Cuando dejo de batirla, quedan dos fases claramente separadas, la oleosa y la acuosa, no hay emulsión por ahora.

1 gramo de bórax.
1 gramo de bórax.

Preparo un gramo de bórax, al que le tengo puestas buenas esperanzas. Queda así competada la lista de ingredientes a falta del conservante que agregaré al final:
  • 40 g de agua.
  • 10 g cera.
  • 1 g ácido esteárico (estearina).
  • 1 g bórax.
  • 6 gotas azul de metileno.

Bórax agregado.
Bórax agregado.

En caliente no muestra ninguna dificultad para disolverse el bórax.

Mezclo el bórax inicialmente con una chucharita.
Mezclo el bórax inicialmente con una chucharita.

El bórax es una sal natural de boro ampliamente utilizada para la fabricación de productos de limpieza. Al mezclarlo ya va tomando rápidamente el aspecto lechoso que pretendía.

La espuma ataca de nuevo.
La espuma ataca de nuevo.

Con la batidora, enseguida aparece la espuma que invade el vaso. Lo bueno es que esto emulsiona, no hay duda.

Completo la lista de ingredientes con el conservante.
Completo la lista de ingredientes con el conservante.

Unas gotas de azul de metileno sobre la espuma antes de seguir batiendo. Lo suelo dejar para el final por si afectase en el proceso y lo cierto es que, por ser soluble en agua, muchas veces me ayuda a ver mejor las cosas.

La espuma se desplaza en sectores limitados.
La espuma se desplaza en sectores limitados.

Al seguir batiendo la cera y mezclarse el azul de metileno, como es visible, se nota que la batidora actúa en zonas muy limitadas de la espuma, he de irla moviendo por todo el recipiente para lograr homogeneizarlo todo.

He de evitar que la parte superior de la espuma quede quieta demasiado tiempo o estando en caliente, rápido pierde la humedad y, si se reseca, serán residusos sólidos grandes que queden en la emulsión.

Obtengo una espuma firme.
Obtengo una espuma firme.

La espuma resultante es más rígida que la de emulsiones anteriores, mantiene mucho más las formas. Probablemente la estearina tenga relación con esta diferencia. Si no fuese por el colorante, casi parecería un apetitoso postre.

Muestra de espuma de la cera #7.
Muestra de espuma de la cera #7.

Por curiosidad, saco una muestra de espuma, dejo un cordón que queda con grosor.

Con la cucharita y paciencia, acelero el proceso de bajar la espuma.
Con la cucharita y paciencia, acelero el proceso de bajar la espuma.

Para bajar la espuma más rápidamente, alterno entre agitar sin excesos con una cucharita y dejarla reposar.

Esta es la emulsión resultante.
Esta es la emulsión resultante.

Una vez queda todo líquido, ya sin espuma, el resultado me gusta, cuanto menos su aspecto es de lo mejor.

Guardo casi toda la cera en una jeringa, protegida del aire para que no pierda la humedad.
Guardo casi toda la cera en una jeringa, protegida del aire para que no pierda la humedad.

Para comprobar su estabilidad, lleno una jeringa con cera y le precinto la punta.

Muestra final de la cera #7
Muestra final de la cera #7

Una muestra del producto final, dejada secar, me ha dado muy buena espina. Como curiosidad, la espuma se secó sin aplanarse, ha quedado aireada y endurecida, mientras la emulsión de cera líquida es lo más parecido al Squirt que he obtenido hasta ahora.
Es homogénea, densa y a diferencia del Squirt, más dura y menos pegajosa.
En la cadena de ninguna de las MTB necesito cera ahora, lástima porque estoy convencido de que es la mejor que he logrado hasta ahora y cumpliría con lo que pretendo. Ahora falta que sea estable, eso ya va a ser más complicado que salga así sin más.

A la cadena le urge cera, voy a usar la #6

Aparecieron unos ruidos de los que tiempo atrás culpaba a que se aflojasen las bielas y luego apuntaban al pedalier; esta vez, los he dejado seguir un poco más a que aumentasen para delatar su naturaleza y sí, son del eje del pedalier.

Desmontado, limpiado y engrasado el único cojinete al que puedo acceder, han desaparecido los ruidos… hasta que cuatro gotas de lluvia mal contadas han hecho aparecer un chirrido cuando hago fuerza con cualquiera de los dos pedales en una pendiente.

¿Pedalier o cadena? ¡Grandes misterios de la humanidad!

La cadena llevaba la cera #4, ha hecho 154 km. Es la que apliqué con una esponja, sin esperanza de que fuese muy funcional. Si el agua se la ha llevado, junto a la que quedase de fondo, pues no me parece mal resultado para una mala cera, no esperaba que durase mucho.

Esperar al dia siguiente para que desaparezca la humedad y tratar de descubrir el origen del chirrido, era mal negocio, el calor del verano hace que una vez salgo por la mañana, o completo la salida o me vuelvo a casa, no hay tiempo de probar, regresar para hacer tareas de mantenimiento y volver a salir.

Voy a lo seguro, tengo la cera que hay en la jeringuilla desde hace cinco días y también el bote de Squirt.

Ya a las primeras 24 horas, en la jeringuilla se acumuló cera en a parte superior. Una parte fue enseguida, la que había capruado drectamente sólida, otra se fue depositando poco a poco. A las 48 horas sin moverla, presentaba este aspecto.

La cera #6 48 horas después
La cera #6 48 horas después

Tras cinco días en total, ha permanecido sin alteraciones. En la parte inferior no se aprecia agua coloreada transparente como en otras ocasiones, sigue siendo turbia, hay cera ahí.

Si la mayor parte de la cera quedó flotando al enfriarse la emulsión y del líquido que saqué de debajo con la jeringa, otra parte se fue para arriba, ¿cuánta cera queda emulsionada realmente? Sospecho que poca.

Como pronto haré más cera, voy a probar la #6 de mala manera, abro la jeringuilla para que entre aire y empiezo a agitarla hasta que se va homogeneizando. No es tarea fácil, la cera que se acumuló arriba está muy compacta, moviendo el émbolo y agitando logro que se vaya desprendiendo y mezclando poco antes de que el brazo diga basta de agitación. Otro día que me suceda esto, usaré la cabeza y pondré en marcha la vibradora.

Con el resultante, lograré esquivar de nuevo el Squirt, aplico la cera directamente, sin pensar que la cadena la había limpiado el día anterior, antes de salir, tiene suciedad de una salida. De eso me doy cuenta en la foto.

Aplicando la cera #6
Aplicando la cera #6

Al igual que pasó con la muestra para el vidrio, la cera no moja la cadena, tiene mucha tensión superficial. Fácil resbalan las gotas y caen al suelo, he de aplicarlas y hacer que el plato las «aplaste» contra la cadena.

Las gotas de cera #6 tienen mucha tensión superficial
Las gotas de cera #6 tienen mucha tensión superficial

Tras darle una capa y dejarla secar, aplico una segunda capa, en la que ya sí la cera moja mejor la cadena y penetra por los laterales de los cilindros, no es lo mismo aplicar la emulsión de cera sobre metal que sobre la capa de cera que ya quedó.

Sabiendo que debe tener poca cera esa emulsión y antes que tirarla, al día siguiente le aplico una tercera capa una hora antes de salir.

El chirrido ha desaparecido, solo en un momento puntual oí algo muy leve, con el mismo sonido y apuntaba a pedalier, de modo que no parece que lo que oí y me hizo correr a encerar fuese la cadena. O la cadena no suena sin cera o están siendo duraderas estas pruebas que voy haciendo.

Para la proxima emulsión, habrá novedades, he comprado un par de kilos de emulgentes que ya están en camino.

Cera Azul #6

Nuevo intento, voy a darle una segunda oportunidad a la lecitina ahora que puedo pesarla para guardar referencias. A cada intento, algo termino aprendiendo.

Arsenal para intentarlo de nuevo
Arsenal para intentarlo de nuevo

Preparo la cera, con cuidado de no cortar la mecha de la vela, que luego forma unos hilillos sospchosos enredados en la batidora.

Corto cera de la vela evitando la mecha
Corto cera de la vela evitando la mecha

10 gramos es una buena cantidad, con menos he de poner muy poca agua y me complica batir, o queda muy aguada. Parto de 40 ml de agua, de los cuales se evaporan luego una parte, dependiendo del tiempo que pase batiendo y a qué temperatura.

cera_6_10g_cera.800x600
10 gramos de cera

Pongo a derretir la cera al baño maría con el agua. Al ser visible, queda claro cuándo alcanza la temperatura y se funde por completo.

Fundiendo la cera
Fundiendo la cera

Antes de la lecitina, como sé que algunos alcoholes emulsionan la cera, no puedo resistir la tentación de probar el de farmacia, el único que tengo en casa. Pruebo con 5 ml y cuidado, no debo olvidar que estoy trabajando con un producto muy inflamable sobre el fogón.

Alcohol de botiquiín, 5 ml
Alcohol de botiquiín, 5 ml

Bajo la campana extractora, empiezo a batir la mezcla. Debo estar ventilando bien pues casi no percibo el olor a alcohol.

Por momentos toma un color blancuzco que desaparece pronto al dejar de batir, creo que son minúsculas burbujas de aire.

Batiendo con alcohol
Batiendo con alcohol

Si bajo el fuego, observo que arriba se forman sólidos, aun algo más transparentes de lo habitual tal vez. No veo que logre nada estable y con apariencia de emulsión, de modo que caliento de nuevo subiendo el fuego y preparo la lecitina.

Medio gramo de lecitina
Medio gramo de lecitina

Serán 5 ml de alcohol (aunque ya parte se habrá evaporado) y 500 mg de lecitina la combinación para este intento. No agrego jabón ni amoníaco.

Agregando la lecitina
Agregando la lecitina

Al batir con la lecitina, hay un cambio rápido, ya toma el color blanco que corresponde a la emulsión y no habiendo jabón, la espuma que se forma es escasa.

Emulsionando con lecitina
Emulsionando con lecitina

Viendo que ahora sí emulsiona ¿el alcohol ayudó? ya le agrego el conservante, seis gotas.

Unas gotas de conservante antes de continuar
Unas gotas de conservante antes de continuar

Ya si me interrumpen, nadie se intentará beber ese falso vaso de leche. Ahora, a batir sin contemplaciones, el proceso de emulsionar requiere aplicarle energía, hay que ir más allá de que tenga el aspecto.

Se requiere paciencia batiendo
Se requiere paciencia batiendo

O hay residuos de lecitina que no se deshace o tiene impurezas que se unen entre sí. Ahora no es por exceso, y seguirla batiendo no hace desaparecer esos gránulos oscuros.

Manchas dejadas por la lecitina
Manchas dejadas por la lecitina

Al dejar enfriar al emulsión, mi gozo en un pozo, la cera solidifica y queda flotando, su aspecto lechoso me estuvo engañando mientras la batía.

La cera solidifica al enfriar
La cera solidifica al enfriar

Además, se mantienen las manchas oscuras, parece un fracaso total.

Manchas oscuras en la cera fría
Manchas oscuras en la cera fría

Hay sorpresa, bajo la cera sólida, si la rompo cual esquimal queriendo pescar bajo la superficie de hielo del lago helado, hay líquido emulsionado, puede tener poca cera, pero su aspecto es correcto.

Bajo la cera solidificada, hay emulsión
Bajo la cera solidificada, hay emulsión

¡Mi tesorooooo!

La emulsión escondida
La emulsión escondida

Con la jeringuilla, extraigo el líquido, aun capturando un poco de cera que flota.

Extraídos 19 ml de oro azul
Extraídos 19 ml de oro azul

Al no tener tensioactivos (la lecitina no parece que lo sea) tiene mucha tensión superficial, me es imposible hacer un cordón en el vidrio para guardar una muestra, el vidrio no se moja.

La nueva cera no moja el vidrio
La nueva cera no moja el vidrio

Guardo la cera en la jeringuilla, quiero ver qué estabilidad pueda tener esta versión extraña que salió.