Cera Azul #7

No se conoce con certeza por qué Jack Daniel puso en las etiquetas de su whiskey un número 7, dice la leyenda que fue la séptima fórmula. Lo cierto es que desde aquélla época la gente empezó a escribir a la destilería pidiendo «más del No. 7«.
Séptimo intento, tenía en mente el alentador caso del Whiskey, también a mí podría salirme buena la séptima. Inicio el despliegue, hoy con novedades.
Desplegando el material para "hacer cera" de nuevo.
Desplegando el material para «hacer cera» de nuevo.
El ácido esteárico o estearina, se emplea para dar mayor dureza a las velas, mejorando su aspecto entre otras variables y también se utiliza como emulgente si se usa conjuntamente con trihidroxietilamina.
El bórax, por su parte, se emplea habitualmente como coemulgente y para la cera de abejas -que no es el caso- directamente como emulgente.
Cortando cera de una vela.
Cortando cera de una vela.
Saco cera de mi querida vela de siempre, ya hay arte en cortarla y evitar la mecha.
Fragmentos de cera para fundir.
Fragmentos de cera para fundir.

Es habitual rallarla para dosificarla en escamas. Como funde bien al baño maría y no hay dificultad en porcionarla, por ahora ya me va bien tal cual se rompe al cortar.

10 gramos de cera.
10 gramos de cera.
Parto de 10 gramos de cera como en anteriores ocasiones. Con menor cantidad, se complica el batirla, con más, sería desperdiciar material.
Aproximadamente, 40 ml de agua.
Aproximadamente, 40 ml de agua.

De agua, vengo usando 40 ml, contando con que la mayor parte la pierdo por evaporación en el proceso.

1 gramo de ácido esteárico.
1 gramo de ácido esteárico.
De estearina pongo un 10% que de cera mientras se va calentando el agua para el baño maría.
Calentando las fases oleosa y acuosa.
Calentando las fases oleosa y acuosa.
Sobre la cera fundida, deposito la estearina, que se funde sin dificultad. Ambas quedan transparentes en estado líquido.
Agitando la estearina en cera, ambas fundidas.
Agitando la estearina en cera, ambas fundidas.
La diferente difracción de la estearina y la cera, deja ver un aspecto curioso que delata que no se están mezclando apenas con la cucharita, de modo que le aplico la batidora.
Batiendo cera y estearina fundidas.
Batiendo cera y estearina fundidas.
La batidora cumple con su cometido, mezcla bien y agrega un poco de aire sin llegar a formar una espuma que moleste.
La fase oleosa mezclada.
La fase oleosa mezclada.
El color me gusta, me dispongo a agregar el agua lentamente mientras sigo batiendo. Hay que tener en cuenta que está todo caliente, no se manipula con facilidad ahí encima.
Batiendo con el agua añadida lentamente.
Batiendo con el agua añadida lentamente.
El color turbio azulado me planta una sonrisa, es el que correspondería a una microemulsión, es un buen síntoma.
Una muestra de cera con estearina ya solidificada.
Una muestra de cera con estearina ya solidificada.
Una muestra que saqué antes de agregar el agua ya se ha enfriado y tiene un aspecto fantástico, se ve la superficie lisa y al tacto es suave.
La cera con estearina no emulsiona de por sí en agua.
La cera con estearina no emulsiona de por sí en agua.
Cuando dejo de batirla, quedan dos fases claramente separadas, la oleosa y la acuosa, no hay emulsión por ahora.
1 gramo de bórax.
1 gramo de bórax.
Preparo un gramo de bórax, al que le tengo puestas buenas esperanzas. Queda así competada la lista de ingredientes a falta del conservante que agregaré al final:
  • 40 g de agua.
  • 10 g cera.
  • 1 g ácido esteárico (estearina).
  • 1 g bórax.
  • 6 gotas azul de metileno.
Bórax agregado.
Bórax agregado.

En caliente no muestra ninguna dificultad para disolverse el bórax.

Mezclo el bórax inicialmente con una chucharita.
Mezclo el bórax inicialmente con una chucharita.

El bórax es una sal natural de boro ampliamente utilizada para la fabricación de productos de limpieza. Al mezclarlo ya va tomando rápidamente el aspecto lechoso que pretendía.

La espuma ataca de nuevo.
La espuma ataca de nuevo.

Con la batidora, enseguida aparece la espuma que invade el vaso. Lo bueno es que esto emulsiona, no hay duda.

Completo la lista de ingredientes con el conservante.
Completo la lista de ingredientes con el conservante.

Unas gotas de azul de metileno sobre la espuma antes de seguir batiendo. Lo suelo dejar para el final por si afectase en el proceso y lo cierto es que, por ser soluble en agua, muchas veces me ayuda a ver mejor las cosas.

La espuma se desplaza en sectores limitados.
La espuma se desplaza en sectores limitados.

Al seguir batiendo la cera y mezclarse el azul de metileno, como es visible, se nota que la batidora actúa en zonas muy limitadas de la espuma, he de irla moviendo por todo el recipiente para lograr homogeneizarlo todo.

He de evitar que la parte superior de la espuma quede quieta demasiado tiempo o estando en caliente, rápido pierde la humedad y, si se reseca, serán residusos sólidos grandes que queden en la emulsión.

Obtengo una espuma firme.
Obtengo una espuma firme.

La espuma resultante es más rígida que la de emulsiones anteriores, mantiene mucho más las formas. Probablemente la estearina tenga relación con esta diferencia. Si no fuese por el colorante, casi parecería un apetitoso postre.

Muestra de espuma de la cera #7.
Muestra de espuma de la cera #7.

Por curiosidad, saco una muestra de espuma, dejo un cordón que queda con grosor.

Con la cucharita y paciencia, acelero el proceso de bajar la espuma.
Con la cucharita y paciencia, acelero el proceso de bajar la espuma.

Para bajar la espuma más rápidamente, alterno entre agitar sin excesos con una cucharita y dejarla reposar.

Esta es la emulsión resultante.
Esta es la emulsión resultante.

Una vez queda todo líquido, ya sin espuma, el resultado me gusta, cuanto menos su aspecto es de lo mejor.

Guardo casi toda la cera en una jeringa, protegida del aire para que no pierda la humedad.
Guardo casi toda la cera en una jeringa, protegida del aire para que no pierda la humedad.
Para comprobar su estabilidad, lleno una jeringa con cera y le precinto la punta.
Muestra final de la cera #7
Muestra final de la cera #7
Una muestra del producto final, dejada secar, me ha dado muy buena espina. Como curiosidad, la espuma se secó sin aplanarse, ha quedado aireada y endurecida, mientras la emulsión de cera líquida es lo más parecido al Squirt que he obtenido hasta ahora.
Es homogénea, densa y a diferencia del Squirt, más dura y menos pegajosa.
En la cadena de ninguna de las MTB necesito cera ahora, lástima porque estoy convencido de que es la mejor que he logrado hasta ahora y cumpliría con lo que pretendo. Ahora falta que sea estable, eso ya va a ser más complicado que salga así sin más.

Un comentario en «Cera Azul #7»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Carlos González-Román Ferrer +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.